AIKIDO, FUNDADO POR MORIHEI UESHIBA (O´SENSEI)

Ueshiba Morihei – Aiki no Kaiso

INICIO

El Aikido es un Arte Marcial Completo y Eficaz de origen japonés creado por O Sensei Ueshiba Morihei en la localidad de Iwama, Provincia de Ibaraki – JAPÓN.
El objetivo del Aikido es integrar al practicante en todos los aspectos: físico, mental y energético. El Aikido busca despertar nuestra conciencia a través de una re-programación física, mental y emocional hacia un proceso de continua creación.
La práctica de éste arte marcial genera muchos beneficios,
En el aspecto Físico, mejora la salud mediante:

  • el desarrollo armonioso de todas las partes del cuerpo
  • fortalece la estructura ósea
  • aumenta la elasticidad de las articulaciones
  • mejora la flexibilidad, elongación y plasticidad corporal
  • la corrección de la columna vertebral
  • el control de la respiración

En el aspecto Moral y Espiritual, el Aikido hace hincapié en el espíritu de no-violencia y respeto por los demás y del entorno, a través de la aplicación del código de honor del Samurai (el Bushido) y esto repercute favorablemente en el desarrollo de la persona en aspectos tales como:

  • la relajación
  • el auto-control
  • el coraje
  • la modestia
  • la bondad
  • la amabilidad
  • la educación

Casi no existen impedimentos para la práctica del Aikido, por ello se puede comenzar a practicar a cualquier edad, sin importar el sexo, ni la condición física de los interesados.
El aprendizaje es progresivo y flexible, y se tienen en cuenta los tiempos del practicante sin exigir cosas imposibles.
Durante las clases, un profesor demuestra las técnicas a realizar y luego se debe escoger a uno o varios compañeros para entrenarla tratando de emular lo observado, es así como se va adquiriendo el conocimiento del Aikido, haciendo su propia experiencia en el Arte.
Existen 2 roles bien definidos durante la práctica del Aikido los cuales son alternados luego de cierto tiempo. Uke y Shite. ”Uke”: es el que inicia el ataque y para ello utilizará una serie de golpes y agarres preestablecidos con fines didácticos- y ”Shite”: es quien se defiende a través de la aplicación de una técnica.
El Aikido es un arte de combate que permite defenderse sin armas contra uno o varios adversarios armados o desarmados, con el objetivo de disuadir al adversario y neutralizar su intención agresiva, más que el simple hecho de derrotarle.
El practicante de Aikido utiliza técnicas de proyección y de inmovilización para desequilibrar o dominar a su adversario; puede también acompañar sus movimientos de una serie de “atemis”, que son golpes a los puntos vitales del cuerpo. Su ejercicio incluye la práctica con diversas armas.
A diferencia de otras artes marciales, el Aikido excluye tajantemente toda idea de competición.
Constituye una perfecta escuela de aprendizaje, experimentación y desarrollo de los valores morales y físicos del individuo. En definitiva, un completo método de educación.
Técnica, la ejecución de los movimientos exige:

  • el estudio del desequilibrio
  • el conocimiento y utilización de la energía
  • el desarrollo de los reflejos

Por sus directrices filosóficas de no-violencia y no-resistencia, sus técnicas no están basadas en confrontación, esto enfatiza el hecho que las técnicas del Aikido se desarrollaron para disuadir a un agresor a través del control de su energía y no bloqueándola.


cropped-entrevista-en-la-finca-san-lorenzo-tvg-128.jpg
con Nelson
Saito Morihiro Sensei junto a su hijo Hitohiro Saito, único sucesor legítimo de Iwama Ryû Aikido
Un joven Saito Morihiro sentado a la derecha del Fundador. Toda una vida entregada al estudio del Budô de Ueshiba. El legado continúa con la familia Saito …

Recent Posts

Saito Hitohira (斎藤仁平) Jukuchô

Saito Hitohiro (斎藤仁弘), nació en Iwama – Prefectura de Ibaraki – , el 12 de febrero de 1957. Hitohiro Saito es el único hijo varón y es el légitimo sucesor de Saito Morihiro y del Aikido de Ueshiba. Desde la temprana edad de siete años, comenzó a entrenar Aikido bajo la supervisión del propio fundador Ueshiba Morihei, quien se preocupaba por él como si fuese su propio nieto. Tras … Continue reading Saito Hitohira (斎藤仁平) Jukuchô

More Posts